lunes, 6 de mayo de 2013

Pedacitos de Luz


Habia una vez una Luz inmensa, llena de amor, de unión y de paz que era todo espiritualidad, que se aburría y decidió dividirse en pedacitos  y salir a jugar, cada pedacito de luz decidió ir por un camino diferente, pero también era aburrido, entonces decidieron reencontrarse en sus caminos e interactuar, al principio todos se acordaban que eran Luz y se amaban entre ellos ya que todos eran partes de ellos mismos, todos eran lo mismo, hechos de lo mismo, así que se trataban con respeto y amor entre ellos, como era lógico, así se reunieron aburridos a planear alguna manera de divertirse y decidieron que tuvieran que pasar por un proceso decidido y planeado por ellos en su lugar (en la Luz) por el que se les olvidara completamente quiénes eran y tuvieran que averiguarlo por ellos mismos. Todos estuvieron de acuerdo entusiasmados de la gran aventura, y así decidieron entre todos como sería ese nuevo “lugar” la No Luz, la materia, qué experiencias querían pasar, qué aprendizajes, qué juegos y diversiones para no aburrirse nunca más.
Y lo planearon tan bien para no aburrirse que cuando lo llevaron a cabo y pasaron por el proceso de olvidarse de donde venían y qué eran reinó el caos en la materia, hubo guerras, violencia, desigualdad, injusticias, y sobretodo sufrimiento, sin embargo una de las cosas que acordaron entre todos al planearlo, era que no habría marcha atrás, ya que antes de experimentarlo no se les ocurrió pensar que no iba a ser divertido si no todo lo contrario.
Sin embargo en su esfuerzo por ser felices y divertirse, algunos de esos pedacitos de luz han creado varios caminos para recordar, a lo que llaman el camino espiritual, pero no todos son verdaderos o fiables, ya que, al haber aprendido más que otros, se creen más que los otros y eso crea desigualdad, soberbia, prepotencia y engaño ya que fomentan que los que quieren seguir su camino siempre se sientan inferiores a ellos.
A día de hoy, después de mucho tiempo de experimento unos pocos pedacitos de esa Luz han recordado quiénes son, que son todos los mismo, hechos de lo mismo y partes de lo mismo y por lo tanto es lógico que se deben tratar con amor, respeto y paz.
En su gozo y felicidad, quieren desde el amor compartir con los otros pedacitos de Luz su hallazgo, tarea nada fácil ya que los otros pedacitos de Luz se han habituado a creer más en lo malo, en lo difícil, en lo rebuscado y muchos siguen pensando en perjudicar a los otros en beneficio propio.
Afortunadamente cuando se crearon en la materia se dejaron el corazón, esa es la única parte de los pedacitos de Luz que sigue vibrando en la Luz y el Amor, entonces los pedacitos de Luz que ya han recordado y van interacturando desde el Amor y la Paz, le piden a los que aún no, que se guíen por su corazón, qué sólo se fíen de los caminos que su corazón les permita, que sólo confíen en los pedacitos de Luz que su corazón les muestre con “casualidades” pero sobretodo que sepan que todo lo que han logrado esos pedacitos de Luz lo pueden lograr ellos mismos, que no hay pedacitos de Luz mejores o peores, que todos están hechos de lo mismo, cada uno tiene sus propias habilidades, cualidades y maneras de recordar y en la medida que vayan recordando van siendo felices, ya que van creando su nueva realidad, como pedacitos de Luz que sólo quieren divertirse!
Gabriela González Gutiérrez
www.reikiychamanismo.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.