martes, 10 de junio de 2014

En quién confiar y en quién no?


En el mundo de las terapias alternativas hay muchísima oferta, hay muchas técnicas diferentes y muchas personas que las imparten, lo cual está muy bien porque también hay mucha necesidad, a cualquier persona le puede venir bien una limpieza energética y sobretodo empezar un camino personal de autoconocimiento que ayuda a ser más conscientes de lo que tenemos dentro y de lo que hay a nuestro alrededor, a mayor nivel de consciencia mejores cosas nos vamos encontrando en el camino, mejores decisiones podemos tomar, mejores personas podemos llegar a ser y sobretodo más felices y sanas.

Ser terapeuta es mucho más que sólo haber aprendido una técnica, al final todas las técnicas llevan a lo mismo, sólo que en diferentes caminos de acuerdo a lo que cada persona necesita, prefiere, o se siente más cómoda.

El camino de autoconocimiento es vital para poder mejorar, si no nos conocemos a notros mismos, si no sabemos por qué actuamos de tal manera o porqué atraemos siempre las mismas situaciones  y personas pues no vamos a poder salir de ese círculo.

Sin embargo dentro de éste gran universo de las terapias alternativas como en todos los demás, hay gente ética y hay gente cruel y despiadada, no es una noticia nueva, vivimos en la dualidad y en todos lados “se cuecen habas” lo malo es que si te topas que alguien así te puede hacer daño y puede hacer que pienses que todas las terapias alternativas perjudican o no sirven, etc. 

Entonces cómo puedes saber en quién confiar y en quién no? 
Pues permite que tu intuición, que tu corazón te guíe, sin embargo aquí también puede haber confusiones, ya les he hablado de las entidades, esas “energías externas” que se alimentan de la energía negativa de las personas y que por lo tanto la van provocando para poder comer más y que les gusta y se esmeran en pasar desapercibidas, esas también manipulan y cuando saben que entrarás en contacto con alguien que las mandará directamente a la LUZ y se les acabará la “fiesta” pues te susurran que no vayas con esa terapeuta, que no es para ti, que vas a perder el tiempo, que es lejos, que es caro, incluso pueden susurran que es malo y que te perjudicará. SI te convencen se quedan tan felices! Si algo en tu corazón te dice que tienes que ir, se ponen más pesadas, a veces te estropean el coche, o te dan un fuerte dolor o malestar para que canceles tu sesión, pero si estás segura que eso te vendrá bien ya no les queda más que resignarse y aceptar que su trabajo contigo ha terminado y que les toca continuar su evolución en el camino de la LUZ y al final tampoco les va mal, así que más tarde o más temprano aceptan y te dejan en paz.

Para que te guíes un poco en quién debes confiar y en quién no debes saber lo siguiente:

-         -  Un terapeuta que trabaja para la LUZ nunca atentará contra el libre albedrío de nadie, así que no hará amarres, ni mandará “sanación a distancia” a nadie que no le haya dado su consentimiento, sólo trabajará para su cliente, no para los “enemigos o amigos” de su cliente.
-         - Un terapeuta que trabaja para la LUZ y que es ético buscará que te conozcas a ti mismo y te llenes de poder y aprendas a estar bien por ti mismo, no te encadenará a sesiones interminables años y años diciéndote que si no vas estarás fatal o metiéndote miedos de que si dejas de pagarle te pasará algo malo.
-          - Un terapeuta ético y humilde te dirá que es tan humano como tú, que también tiene su sombra y que no es perfecto ni inalcanzable, que todo lo que él sabe hacer lo puedes aprender tú también.
-          - Un terapeuta ético siempre te tratará con respeto porque donde tú estás ahora, él ya ha estado, con lo cual recuerda y puede sentir esa empatía y compasión por ti.
-          - No creas en soluciones milagrosas que implican que te cambie la vida sin que cambies tu de un día para otro, el verdadero camino hacia el cambio implica autoconocerse, aceptarse y perdonarse y a partir de ahí es donde se puede cambiar internamente y cuando cambias tu interior el exterior por ley se tiene que adaptar, así que no busques cambios externos, busca cambios internos. Ese tipo de soluciones milagrosas y rápidas casi siempre implica atentar contra el libre albedrío de los demás (que regrese tu novia, que le pase algo a tu jefe, que cierre su negocio tu competencia, que se muera tu enemigo, etc.) y eso es brujería y cuando se entra ahí es muy complicado salir.
-         -  Intenta conocer al terapeuta antes a ver qué sensación te da cuando conoces su trabajo.

Y eso sí cuando hayas encontrado a tu terapeuta perfecto confía en él, porque cuando te abres a recibir la sanación es mucho más fácil recibirla y si es una persona ética y honesta su intención final será tu bienestar y te recomendará lo que considere más apropiado para ti dentro de su abanico de posibilidades y herramientas.

Bueno, pues deseo que encuentres con quien trabajar y hacer tu camino interno desde la honestidad, la ética y el amor, que sí es posible!!!