martes, 30 de septiembre de 2014

El reconocimiento de los padres...

Cuando éramos pequeños queríamos toda la atención de nuestros padres, las niñas más de los padres y los niños más de las madres.

Desgraciadamente por que los adultos tienen que trabajar, limpiar la casa, preparar la comida y un sin fin de obligaciones que no pueden dejar de hacer no siempre tienen el tiempo necesario para dedicárselo a sus hijos.

Luego aparte hay algunos padres o madres que tienen sus propias angustias, traumas y patrones que les hacen estar de mal humor, desquitarse con sus hijos de un mal día o simplemente tampoco obtuvieron el reconocimiento de sus padres con lo cual no "aprendieron" a recibirlo y por lo tanto tampoco a "darlo".

No se aprende a ser un buen padre o madre con libros o palabras, se aprende con el propio ejemplo de nuestros padres, si tuvimos padres encantadores para los que éramos lo más importante en el mundo, seremos unos magníficos padres, si no todo lo contrario.

La sociedad nos impone tantas obligaciones que realmente hay una tendencia general a pensar que los niños pueden ser agotadores y desgastantes, eso provoca que a mayor "llamada de atención" de los hijos, mayor furia de los padres contra ellos y a menor atención por parte de los padres, mayor desestabilidad emocional en los hijos.

Vaya lío!!! Salir de ahí es verdaderamente difícil, se necesita mucha atención y consciencia para darnos cuenta que nuestros hijos nos necesitan cuando son pequeños, después se casarán, independizarán, marcharán a estudiar al extranjero y nos volveremos a quedar solos, así que aunque puede parecer eterno, solo es un tiempo en el que nos requieren, después volarán con sus propias alas y si lo hemos hecho bien, serán emocionalmente fuertes y felices.

Ahora vamos a ver qué pasa con los hijos...

Esa atención de los padres llega a tener tanta importancia cuando no la tienen que se convierte en una especie de "trofeo".

A mayor desestabilidad de los hijos más "locas" serán sus maneras de obtener el trofeo... berinches, enfermedades, caídas, accidentes, malas notas, malos comportamientos en el cole (para que llamen a sus padres a sus trabajos y los hagan salirse de "ahí" para venir a ocuparse de sus hijos).

Y esto los lleva a que vayan creciendo con la meta de obtener el trofeo de cualquier manera, por la buena por la mala o por la que sea...

Hay adolescentes que llegan al mundo de las drogas y ahí si que encuentran que sus padres dejan sus ocupaciones y se vuelcan en ellos...o no...nunca se sabe hasta donde tenga que llegar un hijo para obtener el reconocimiento de sus padres.

Hay veces que los hijos son buenos por naturaleza y no buscan el trofeo por la malas, pero ésto les puede llevar hasta el grado de estudiar lo mismo que el padre para que al hacer lo mismo que él y tener sus mismos intereses... por fin les haga caso, aunque a ese hija no le gustara la arquitectura si no la medicina por ejemplo.

Esto tampoco es bueno, porque llegará el día que se sientan completamente derrotados de estar haciendo algo que no les gusta y además...tampoco así han encontrado el reconocimiento de los padres!

Si eres padre o madre, sé que no tienes tiempo ni para rascarte la nariz, que estás estresado, angustiado por las cuentas, que ya no sabes ni de donde sacar más dinero, ni más tiempo, ni más descanso, que no te acuerdas ni que es dormir una noche completa, que nadie te ha enseñado a ser un buen padre o una buena madre, que de hecho no existen los padres perfectos, que haces lo humanamente posible...

Pero intenta tener la prioridad de dedicarles tiempo a tus hijos, desde que son pequeños acostúmbrate que a alguna hora del día, los pongas en tus piernas y les preguntes cómo están, cómo se sienten, qué piensan, qué les preocupa, qué les gusta, qué les divierte, que les gustaría hacer o conocer o saber, adonde les gustaría ir, que les gustaría ser de mayores,...y recuérdales que eres el adulto que está al mando y que tu única intención es que sean completamente felices, que pueden contar contigo, contarte, explicarte, preguntarte y tu intentarás siempre estar ahí...pase lo que pase...

Nunca es tarde para empezar, aunque cuando leas esto tus hijos sean adultos...llámales y pregúntales cómo se sienten, cómo están?

Cuando seas muy mayor y sepas que tu camino se está acabando, el recuerdo de esos pequeños momentos con tus hijos será lo único que habrá valido la pena de todo tu camino...


Abrazo de poder,
Gabriela

jueves, 18 de septiembre de 2014

Las relaciones conflictivas y los amarres

Cuando una relación va mal hay que ir a "buscar" los porqués. Hay miles de posibilidades para que vaya mal.

Vamos a verlo desde el punto de vista de uno de los implicados:

Es posible que los padres de él se llevaran fatal, discutieran todo el tiempo e incluso llegaran a tener violencia entre ellos, entonce qué pasa con el hijo? que aprendió que las parejas se pelean, que hay que discutir y que se puede llegar incluso a la violencia, que eso es lo normal, porqué? porque para ese niño ese fue el ejemplo de sus padres y en la educación de los hijos sólo impacta el comportamiento de sus padres, no sus palabras.

Entonces ese niño que ahora es un hombre sólo sabe comunicarse con su pareja desde la discusión y agresividad, no es su culpa, es lo que aprendió, no tiene que ver con si la quiere o no y por supuesto mucho menos con que le grite o trate mal porque ella tenga algo "malo".

También es posible que ese hombre haya tenido relaciones anteriores muy conflictivas en las que haya sufrido mucho e inconscientemente haya decidido "cerrarse" para no volver a sufrir y ahora no sea capaz de darlo todo o de mostrarse tal y como es.

Y podríamos seguir poniendo infinidad de ejemplos...

Ahora pensemos en que la otra parte implicada pueda tener los mismos problemas u otros diferentes, entonces aparte de luchar contra nuestro propio comportamiento tenemos que tratar de comprender el comportamiento de la otra persona...

Fácil no es...pero tampoco imposible, cuando nos proponemos ir a la raíz del problema y buscar en nosotros mismos los patrones que estamos repitiendo o las razones por las que estamos actuando así podemos llegar a entendernos a nosotros mismos y a tratar de cambiar el patrón.

Si logramos cambiar nuestra propia "sombra" (patrones, defectos, malos comportamientos) la otra parte también cambiará sin que se lo pidamos, ni que hagamos nada especial para ello.

Pero que pasa cuando nos aferramos a querer que sea "el otro" el que cambie...pues que la guerra se hace interminable, es IMPOSIBLE querer cambiar a los demás, si algo no te gusta cámbialo en ti, pero deja a los demás en paz con su propia sombra y su propio camino que bastante tienen con eso.

En una relación hay dos implicados y las maneras de comunicarse y de llevar la relación dependen de las dos partes, si una cambia la otra se desconcierta y tiene que cambiar y adaptarse a la nueva realidad, le guste o no y si no siempre puede marcharse.

Y ahora viene la parte en que una de las partes decide que eso es insostenible y que no es lo que desea en su vida y decide marcharse y la otra decide hacer un amarre para que vuelva con él o ella.

Qué pasa en éste caso? pues que estás atentando contra el libre albedrío de una persona a la que se "supone" que amas, eso es una gran cantidad de energía negativa o karma que estás generando, si surte efecto la persona regresará como zombie, sin carácter, sin voluntad y tendrás un robot a tu servicio, eso es lo que quieres? tener un robot? o una muñeca? una esclava?

Eso no es amor y no puede hacer feliz ni al que pide el amarre ni al que lo recibe, si la relación ya era un infierno, espérate a que vuelva con un amarre de por medio...el infierno en la tierra y si encima tienen hijos, ya olvídate! pobres niños!

Deja de buscar soluciones "mágicas" si una relación va mal, cambia tu primero, si sigue mal pese a tus esfuerzos y la otra persona se quiere marchar, dale la libertad y sigue cambiando tus patrones para que puedas atraer a alguien más afín a ti.

No ates tu vida a otra persona, eso genera una nube de oscuridad que te perjudicará durante toda tu vida, hasta que alguien te lo limpie ya sea que te lo hayan hecho o que tu lo hayas enviado, hay que limpiar esa oscuridad, tiene remedio si vas con un especialista y le comentas el problema, pero mejor no entres en ello, no beneficia a nadie.

Y ahora que sabes ésto...le harías un amarre a la persona que "amas" y que no quiere seguir contigo?

Si la respuesta es si "porque es el amor de mi vida", o "es la que más me conviene", o "tiene dinero", o "estoy enamorada de él", o "si no me voy a quedar sola/o", o "nadie más me va a querer como ella/él", etc. etc.

Quiere decir que ni siquiera te amas a ti mismo, no confías en que puedes atraer a alguien que de verdad quiera estar contigo, tienes miedo a la soledad porque no sabes estar bien contigo mismo y tienes problemas mucho más profundos que sólo el hecho de que esa persona no quiera estar contigo, mejor busca ayuda profesional y aprende a amarte a ti mismo/a, eso te hará mucho mejor que "amarrarte" a alguien.

A mi no me busques para hacer "amarres" mi trabajo es para beneficiar a las personas no para perjudicarlas, sin embargo si puedo quitarlos tanto si te los han hecho a ti, como si tu los has hecho y no importa si eso fue hace años, esa sombra siempre seguirá obscureciendo tu camino y también puedo ayudarte a conocerte y a amarte a ti mismo/a, a eso si que me dedico!



Abrazo de poder,
Gabriela


miércoles, 10 de septiembre de 2014

Cuidado con lo que YO deseo a los demás!

Hay un profundo desconocimiento del tema de las energías, de los seres espirituales y del mundo espiritual en general y eso provoca que la gente crea en cosas que le generan miedo.

Trabajando con éstos temas desde hace mucho tiempo y con la firme intención de mejorar yo misma y de ayudar a los demás a mejorar y a sentirse en paz, me he encontrado con que si que existen los seres espirituales que no están en la Luz y el Amor, yo antes pensaba que sólo había angelitos y todo era bondad.

Sin embargo conociendo más de éstos temas y profundizando vuelves a dejar de tener miedo porque te das cuenta de que el libre albedrío siempre te protege, es una ley inquebrantable que nos regaló el Universo o el Gran Espíritu o como quieran llamar a la energía de Luz y Amor creadora de todo.

Y si tu por libre albedrío decides que trabajas para la Luz y que por lo tanto esa obscuridad no te puede perjudicar, así es y así será. Si lo crees firmemente lo creas para ti.

Cuando alguien te desea mal, ya sea por envidia, por celos, por que le "quitaste al amor de su vida", etc. etc. si que se genera una como nube obscura de mala energía o densidad que te persigue , pero sólo podrá entrar en ti cuando tu estés "obscuro"(mira el artículo que escribí acerca de la luz y la obscuridad en uno mismo aquí) Mientras estés en la LUZ (feliz, alegre, optimista, sano) esa nube te perseguirá pero no podrá perjudicarte, no podrá entrar en tu Luz porque desaparecería en el acto, así que mejor se mantiene al margen y espera el momento oportuno en que tu te enfades, te desesperes, o (y aquí viene lo más importante), le desees tu también mal a esa persona.

Así llegamos a la conclusión de que lo que nos puede perjudicar de verdad es lo que UNO MISMO emite, ya que nuestros pensamientos, palabras, deseos, acciones, etc. son creadores, nosotros somos creadores en todo momento y todo lo que emitimos es muy poderoso, así que me debo de preocupar mucho más de lo que yo deseo a los demás que de lo que los demás me desean a mi.

En el momento en que le deseo mal a alguien me obscurezco completamente y cuando me obscurezco atraigo a la obscuridad y entonces... si había nubes de malos deseos hacia mi rondando a mi alrededor en el momento en que yo me obscurezco todas me caen encima y ahí si levantar cabeza requiere pedir ayuda de un profesional en el tema.

Así que primero no perjudiques a nadie, respeta todo lo de los demás incluso sus parejas, sus trabajos, sus bienes, no ambiciones lo que tienen los demás, intenta atraer lo que tu necesitas directamente del universo, no lo hurtes o arrebates de otro, el universo es infinito hay millones de personas en el mundo, no te obsesiones con el novio de tu amiga, sólo por demostrarle que tu eres mejor que ella, eso solo va a generar obscuridad en tu vida.

Pero lo más importante, en lugar de tener miedo de que alguien te pueda desear mal, NUNCA LE DESEES MAL A NADIE porque esa es la llave de entrada de toda la nube que podría estar rondando a tu alrededor.

Si deseas amor y paz a los demás... eso es lo que se te regresará, si deseas mal a los demás... eso es lo que se te regresará.

martes, 2 de septiembre de 2014

Cuando me quedo con lo malo de los demás...como esponja...

Si cada vez que entras en un hospital, en el metro o en una casa sientes que te quitan la energía, que casi te desmayas o te mareas o te da asco, que es como si te quitaran las pilas y luego ya no puedes hacer nada más... es que eres como “esponja”.

Eso es porque eres muy sensible a las energías, eso es una cualidad, seguramente gracias a esa sensibilidad se te dan muy bien las terapias energéticas, te gusta la espiritualidad y sabes que puedes ayudar a sanar a la gente o al menos a que se sientan mejor que antes.

Lo que no está bien es tú quedarte mal después de estar en contacto con mucha gente o en un lugar donde ha habido sufrimiento.

Y peor aún es cuando te quedas mal después de hacer una sesión de sanación a alguien que estaba muy mal.

Porqué es negativo todo esto?

Primero porque somos seres sociales y nos viene bien estar con gente.

No poder entrar en el metro o en un hospital cuando tienes que visitar a algún familiar no es algo positivo, es algo que te limita y te podría traer problemas con tu pareja si él/ella no lo entiende o con tu familia.

Claro que prefieres ir a "hablar" con un árbol, o estar en la naturaleza, pero limitarte en algo nunca es positivo.

Vamos a explicar con ejemplos muy fáciles lo que te está pasando:

Cuando alguien está "muy mal" es porque está vibrando en una muy baja frecuencia, vamos a llamarle que tiene una energía muy densa o negativa.

Cuando hay muchas personas que están muy mal en un lugar, ese lugar se impregna de esas energías de baja frecuencia.

Por eso hay lugares en los que una persona sensible al entrar ya siente un "bajón".

Por ejemplo los hospitales, porque ha habido gente que ha muerto ahí, hay dolor y sufrimiento físico, arrepentimiento (si están sufriendo por algún comportamiento indebido que hubieran podido evitar, por ejemplo un accidente de moto por ir muy rápido, o una fractura por andar borracho, etc.), hay malos rollos por parte de médicos y enfermeras cuando hay "recortes" y trabajan en condiciones injustas y luego está todo el dolor y sufrimiento emocional de los familiares de los pacientes.

Todo ese coktail de energías "negativas" hace que un hospital tenga una energía "horrible" y que cuando tengas que entrar a visitar a algún familiar o amigo salgas hecho polvo.

El metro tiene otro tipo de energía, la gente que se sube al metro lleva prisa, normalmente va a trabajos que no le apasionan, a veces han tenido días duros en el trabajo, están nerviosos, tensos, estresados y eso provoca agresividad, así que están irritables y si alguien los mira "feo" ya entran en cólera, aparte hay robos, hurtos, engaños, necesitan estar muy alerta... así que una persona sensible se sube al metro y se baja de mal humor, instantáneamente y sin darse cuenta.

En una casa en que hay muchas discusiones, enfermedades, malos rollos, agresividad, pues lo mismo... y aunque ahora no venga al caso... si en una casa así meten un pobre perrito y luego dicen que está muy nervioso y es muy inquieto y molesta mucho, o se enferma mucho...ya entienden al pobre perrito? porque los animales domésticos son TOTALMENTE ESPONJAS, así que ahora los pueden entender mejor.

Entonces qué podemos hacer los esponjas? Ya no salir a ninguna parte? 
No podremos por ejemplo hacer voluntariados de reiki en hospitales porque vamos a salir como para que nos hagan el reiki a nosotros?

No es ser "bondadoso" absorber lo malo de los demás y quedarse mal por ello.

Para empezar todos somos iguales, somos complementarios, sin uno sólo de nosotros el gran TODO estaría incompleto, así que nadie es mejor o peor que otro por ser más sensible.

Una persona sensible con ganas de ayudar y de servir NO PUEDE SER ESPONJA, precisamente porque para ayudar o sanar necesitas trabajar con las energías densas o negativas y transmutarlas en energías positivas... así que vamos a trabajar en ello!

Vamos a visualizar que la energía "negativa" está representada por la obscuridad y la energía positiva está representada por la LUZ.

Si hay una habitación completamente obscura y enciendes una cerilla, qué pasa? 


Que aunque sea poquito pero toda la habitación se ilumina uniformemente, no queda un espacio obscuro por aquí, ni una franja oscura por allá, TODO se ilumina; y lo mismo pasaría si encendieras una linterna, una bombilla, etc. O sea que en presencia de la LUZ la obscuridad desaparece instantáneamente, no poco a poco sino de golpe... si iluminas algo la obscuridad desaparece en ese mismo instante.

Ahora vamos al caso opuesto, que pasaría si hay una habitación completamente iluminada y tu la quieres obscurecer, existen las cerillas que obscurecen la luz? y las bombillas obscurecedoras? y las linternas?
En el mundo material o físico no existe nada capaz de obscurecer la LUZ y "como es arriba es abajo y como es abajo es arriba" en el mundo espiritual tampoco existe ninguna obscuridad que pueda seguir existiendo en la LUZ.

Has escuchado miles de veces que nosotros somos sólo energía y como vivimos en la dualidad (en nuestra realidad hay frío y calor, luz y obscuridad, bueno y malo, etc.) pues hay energías positivas y negativas.

Entonces cuando estás enfermo, miedoso, enfadado, agresivo, deprimido, triste, preocupado, arrepentido, etc. estás metido en la energía negativa, en la más densa, o sea todo tu estás vibrando en una frecuencia muy baja, en nuestro ejemplo estás en la obscuridad. 

Y cuando estás feliz, confiado, amoroso, sano, alegre, optimista, con ganas de abrazar, de amar a los que te rodean estás metido en la energía positiva, en la más fluida, o sea todo tu estás vibrando en una frecuencia muy alta, en nuestro ejemplo estás en la LUZ. 

Entonces si consideramos que el hospital está lleno de energía negativa, o sea que equivale a nuestra habitación obscura, si entra LUZ se iluminará todo y al entrar la LUZ la obscuridad se irá, desaparecerá.

Entonces cómo crees que deberías entrar a un hospital? o al metro? y lo más importante no es sólo como deberías entrar, si no cómo deberías permanecer TODO EL TIEMPO en esos lugares?

Antes de entrar retírate a solas un momento, en un lugar tranquilo si pudiera ser cerca de un árbol mejor, si vas con alguien le dices que antes de entrar necesitas un momento a solas, si te toma por loco/a es su problema no el tuyo, no estás haciendo nada malo o que te pueda avergonzar, sólo estarás a solas un momentito con los ojos cerrados, piensa que estás haciendo algo por ti mismo/a, para evitar que después te encuentres mal, y eso es tan importante que se merece que le puedas dedicar unos minutos de preparación. 

Ahora cierra los ojos y toma consciencia de que irás a un lugar que tiene energía más baja que la tuya y que por LIBRE ALBEDRIO decides no permitir que tu energía baje, al contrario, piensa que puedes hacer lo contrario, hacer que la energía del lugar suba al entrar en contacto contigo. Tienes que estar seguro que puedes hacerlo, TODOS PODEMOS HACERLO, SOMOS MUY PODEROSOS, SOMOS LUZ.

Cuando seas consciente de ello, respira profundo y siente que te llenas de un poder muy grande, tu propio poder, es como si se te ensanchara el pecho, ahora imagina que en ese gran espacio a la altura de tu corazón hay una vela verde y que decides prenderla con una cerilla y cuando lo haces esa LUZ empieza a tomar fuerza cada vez más y llena todo tu cuerpo por dentro, cada rincón de tu ser queda iluminado, y toma tanta fuerza que traspasa tu piel y hace un halo de LUZ alrededor tuyo.

Cuando te sientes grande, poderoso, lleno de LUZ ya puedes entrar.



Sobretodo recuerda NUNCA entrar con MIEDO (el miedo es la frecuencia más baja que hay, la más densa, la opuesta al amor, la más negativa) y permanecer ILUMINADO y con la creencia de que tu ERES LUZ e iluminas todo a tu alrededor TODO EL TIEMPO y de que es IMPOSIBLE que estando así se te pueda "pegar" ninguna obscuridad, porque en el momento en que la obscuridad entre en contacto con tu LUZ desaparecerá instantáneamente.

Procura bromear (sin herir sensibilidades), ser simpático, optimista, alegre con todos los que tengas que interactuar dentro de ese lugar, si consigues que los demás se rían estarás iluminando todo el lugar y a todas las personas y eso les servirá mucho más que si te pones a llorar en su hombro. Porque los estarás cambiando de "polo" del negativo al positivo, de la obscuridad a la LUZ.

Si en algún momento sientes que desfalleces, pide tiempo para ir al baño y ahí vuelves a cerrar los ojos, a centrarte y a iluminarte y sal poderoso y fuerte otra vez.

Y cuando hagas terapias tienes que estar SIEMPRE iluminado, porque aparte que así te proteges tu y por muy mal que esté la persona tu no te quedarás con nada suyo, siendo LUZ serás capaz de iluminar (sanar) a esa persona y provocar que su obscuridad desaparezca instantáneamente.

Así que en lugar de evitar esos lugares ilumínalos! tienes ese poder y esa capacidad porque TODOS LA TENEMOS! y si te gusta servir, ayudar y sanar tienes que hacerlo!! A Mayor poder Mayor responsabilidad no se vale tener la "cualidad" de la sensibilidad y estar metido en un armario, es un desperdicio!!!

Adiós al ser esponja!!! Que no es útil para nadie!

Si quieres aprender herramientas muy efectivas para ayudar, sanar e iluminar todo a tu alrededor, empieza la formación en chamanismo contemporáneo...aquí la agenda.

Gabriela González