miércoles, 8 de octubre de 2014

El espejo

Has oído cientos de veces que los demás actúan de tus espejos, que si alguien te cae mal es porque tiene algo que tu compartes y eso te da más rabia todavía!



Vamos a poner el ejemplo del espejo, imagínate que vas a dar una conferencia y estás muy nerviosa, quieres que todo salga perfecto y has cuidado los detalles de tu ropa, de la presentación, etc.

Al llegar al lugar te encuentras a tu mejor amiga que va comiendo un helado y al verte ahí te da un beso y se pone muy contenta, la verdad es que a ti también te relaja ver a alguien conocido antes de entrar a la conferencia, te despides y entras directo a la sala.

La gente llega y comienzas la conferencia, te das cuenta de que ocasionalmente la gente se codea, murmulla algo acerca de ti y luego se ríen.

No quieres ni ponerte a pensar que se estén burlando de ti porque eso te desequilibraría y no estás en el mejor momento como para ello, así que los ignoras y sigues trabajando.

Al llegar al descanso vas al baño, te miras en el espejo y lo primero que ves es que tienes un beso de helado de chocolate en la mejilla!!!

Comprendes que de eso se burlaba la gente y te ronrojas! Has dado la mitad de la conferencia con la cara manchada!!!

Ahora viene mi pregunta boba...¿qué harías?

Todo el mundo me contesta: "pues limpiarme la cara"

Y les contesto: "¿y por qué no limpiar el espejo en el que lo viste reflejado ya que si no fuera por el espejo ni te hubieras dado cuenta de que tenías la mancha?"

Y obvio se descolocan y me miran como si estuviera loca...

Todo el mundo en éste ejemplo sabe que la mancha de chocolate la tienes tu en la cara y por lo tanto te la tienes que quitar TU de TU cara.

Independientemente de que sin el espejo no sabías que la tenías y por lo tanto no te la podías limpiar.

A nadie se le ocurre limpiar el espejo eso lo tenemos clarísimo y bien aprendido.

Sin embargo que pasa si viene tu jefe con un humor espantoso y se pone a atacarte?

Que si alguien osa decirte que tu jefe te hace de espejo y que te limpies tu ese mal humor para que tu jefe no te ataque lo podrías matar!

A que en éste ejemplo lo que todo el mundo diría es que el mal humor es del jefe y no tiene nada que ver contigo?

A nadie se le ocurre limpiar "la mancha de chocolate" (el mal humor) en si mismo, si no que lo queremos limpiar en el espejo (el jefe) eso lo tenemos clarísimo y bien aprendido.

El culpable es el jefe y que él se vaya a limpiar el mal humor, es un injusto, mala persona, etc, etc. podemos juzgarlo bien y llegar a odiarlo.

Pues si tu jefe tiene mal humor, se desquita contigo y sobretodo TE AFECTA A TI entonces es que tu tienes el mal humor por dentro y tu jefe es ese espejo que te permite verlo.

Y me dirás que no es cierto, que justo esa mañana estabas feliz y contenta cuando él llegó a gritarte y entonces si te desequilibraste por SU culpa.

Tenemos un montón de emociones guardadas, cuando no sacamos la rabia, la tristeza, el mal humor como se debe pues se quedan acumulados en nuestro interior, a simple vista no se nota (en el mundo físico o material podemos ser hipócritas, pero en el mundo energético no, si hay sombra hay sombra y atrae sombra, aunque no sea de hoy, sino de hace 15 años)

Solución? Hoponopono!

De momento sólo te digo lo que tienes que hacer y en otro articulo te hablo del hoponopono, como es algo que no necesitas entender, pues con darte la manera de limpiar la mancha de chocolate en ti misma ya te vale.

"Divinidad te pido que borres todo lo que hay en mi que hace que mi jefe esté de mal humor y se desquite conmigo, lo siento, perdóname, te amo y gracias!"

Eso equivale a limpiarte la mancha de helado de chocolate en ti misma en lugar de limpiarlo en el espejo.

Qué pasa cuando hagas ésto?

Experiméntalo y luego me cuentas ;)


Abrazo de poder,
Gabriela









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.