lunes, 20 de octubre de 2014

La canción del alma...aportando un granito de arena...

En chamanismo se cuenta que dentro de las tribus cuando iba a nacer un bebé todas las mujeres se reunían a buscarle una canción del alma al bebé.

Durante todo el embarazo ellas hacían un círculo con la intención de encontrar esos sonidos, palabras, melodías, vibración, etc. que eran únicos y específicos para ese futuro ser humano.

Cuando la tenían, la seguían cantando para acompañar a la madre en todo el proceso del embarazo.

Cuando el bebé nacía se reunían todas las mujeres en círculo alrededor de la mamá y el bebé y cantaban la canción del alma para darle la bienvenida.



En acontecimientos importantes para ellos en la vida de ese ser humano, se reunía toda la tribu a cantarle su canción del alma. Por ejemplo en las iniciaciones, ceremonias, etc.

Más tarde cuando era adulto, si alguna vez hacía algo en contra de la tribu como por ejemplo, robar, mentir, poner en peligro algo o a alguien, en lugar de juzgarlo, castigarlo o penalizarlo; lo que hacían era reunirse en un círculo ponerlo en el centro y cantarle su canción del alma.

Cantarle su canción del alma equivalía a recordarle a su alma lo mucho que deseaban que naciera, el amor que pusieron en reunirse para buscarle esa melodía que siempre lo iba a acompañar, a recordarle lo que realmente era: un miembro importante de la tribu.

Venía del amor y con amor debería de actuar y si se le olvidaba y se desequilibraba hasta el punto de hacer daño, sólo se esmeraban en recordarle lo mucho que lo amaban.

Para mi es lo más bonito que he escuchado jamás...

¿Te imaginas que diferente sería si cuando nuestros hijos hicieran algo que estuviera en contra de nuestros principios, o que afectara a algún otro miembro de la familia o de la comunidad, en lugar de juzgarlo, regañarlo, pegarle, castigarlo, etc. nos reuniéramos todos en círculo para cantarle, recordándole lo importante que es para nosotros, el papel tan importante que desempeña dentro de nuestra familia y comunidad y que lo amamos incondicionalmente?

¿Y si cuando alguien maltrata a un animal en lugar de quererlo quemar con gasolina y una cerilla lo tratáramos con amor hasta que recordara que él es puro amor y sólo puede tratar con amor a sus hermanos animales?

¿Y si los países en lugar de tomar venganza y contraatacar a los que inician algún acto agresivo pudieran tratar con amor y respeto al agresor hasta recordarle que no tiene por qué actuar así, que se puede dialogar y negociar?

Sé que ahora suena bastante lejano a nuestra realidad...desgraciadamente... pero tal vez es el único camino para recomponer las cosas...

Ya que uno sólo de nosotros no podemos cambiar el mundo entero, al menos pongamos nuestro granito de arena, que parece que no es nada, pero es lo único y lo mejor que podemos hacer para lograr esos pequeños cambios en el día a día.

Así que de ahora en adelante, cuando veas a alguien maltratando a alguien, trata de no hacer un juicio e imponer un castigo, si no de enviar amor a la situación como si le pudieras cantar su canción del alma.

¿Cómo hacerlo? 

Trata de ser consciente de alguna vez que hayas sentido mucho amor por alguien (y aquí no entran las parejas, eso no es amor incondicional, trata de recordar alguna vez que sentiste amor por un niño, un bebé, un animal, un anciano) si no lo encuentras en tu propio "repertorio de emociones" lo puedes "importar" del universo, el amor incondicional es algo que existe así que lo puedes "inspirar" del universo si pones la intención y llenarte de él.

Y cuando te encuentres en modo "amor incondicional" emítelo hacia la situación, haciendo respiraciones profundas de la siguiente manera:

En la inspiración tomo todo el amor incondicional que hay en mi

En la espiración lo "arrojo" hacia esa situación

Y así varias veces, pon toda tu energía, toda tu fuerza, toda tu intención y tu atención y verás como poco a poco cambia la situación, desde afuera, sin intervenir, sin juzgar, sin castigar, sin empeorar, aún mejor si lo haces sin esperar nada a cambio, o sea si eres capaz de hacerlo sin esperar obtener resultados.

Te pongo un ejemplo, un día iba en el metro y en el mismo vagón que iba yo, un chico empezó a golpear a su chica, obvio que me afectó muchísimo, pero en lugar de desequilibrarme y de empeorarlo todo, empecé a emanar amor, me centré en el amor que podía encontrar en mi y poco a poco y discretamente me fui acercando hasta que me situé en el lugar más cercano a ellos, es más me puse en medio muy discretamente sin mirarlos si quiera, (con el riesgo de que me pegara a mi también o me tocara un golpe de refilón), yo seguía en mi trabajo interno de emanar amor incondicional hacia esos dos chicos que podrían ser mis hijos y que yo podía fácilmente amar si me lo proponía, al cabo de un rato en silencio cada uno por su lado (conmigo enmedio) el chico se puso a llorar desconsoladamente y a pedirle perdón a la chica y los dos se abrazaron en un emotivo encuentro en el que si me tuve que apartar para dejarlos libremente disfrutar la reconciliación!

Esta es la manera que te propongo de aportar tu granito de arena, ya que todos somos "uno" si yo soy capaz de generar amor dentro del caos "contagio" a los de a mi alrededor, si los juzgo, los critico, los castigo o actúo con violencia sólo empeoro las cosas.

Si no lo quieres hacer por lo demás, hazlo por ti mismo, es posible que me digas que eso es "meterse donde no te llaman" y hasta cierto punto tienes mucha razón, nunca hay que ayudar si no nos piden ayuda, pero si lo analizamos desde otro punto de vista:

Yo pasé de una situación bastante desagradable y dolorosa a bajarme del metro bastante satisfecha de mi actuación, sé que me puedes decir que no tuve nada que ver, que fue "casualidad", que no me puedo poner la medalla, lo sé, es posible que no haya afectado en nada mi comportamiento, pero de todas formas si nos vamos a mi propio bienestar y lo vemos de una manera "egoísta" si no hubiera hecho nada me hubiera ido desequilibrada hasta el punto de que a mi me podría haber pasado algo desagradable después al quedarme llena de odio, violencia, impotencia, tristeza, desilusión, etc.(por vibrar en una vibración demasiado baja).

Y si hubiera intervenido desde el juicio y le hubiera gritado al chico que no hiciera eso, que si estaba loco, etc. sólo hubiera empeorado las cosas subiendo el nivel de agresividad del chico al sentirse atacado y queriendo contraatacar.

Así que aunque es posible que el desenlace de la historia no hubiera sido por mi intervención, yo me quedé vibrando en el amor y súper contenta, con lo que tuve un día feliz después! (por vibrar en una vibración demasiado alta).

Así que si no lo quieres hacer por lo demás, hazlo por ti mismo!!!

Abrazo de poder,
Gabriela

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.