miércoles, 24 de diciembre de 2014

Se acabó la época del victimismo...viene el 2015!

Hemos aprendido mucho los últimos tiempos, nos damos cuenta de que resolver nuestros problemas, sanar nuestras enfermedades y cumplir nuestros sueños, sólo depende de nosotros mismos.

Cada vez hay más terapeutas o sanadores cuyo objetivo es concienciar a la gente de sus patrones para que traten de cambiarlos, ya que sólo mediante el cambio interno se producen cambios externos.

Sabiendo todo eso, ya que todos los que estamos un poco o bastante atraídos por nuestra evolución personal lo sabemos al menos de teoría, debería ser muy fácil resolver nuestros conflictos, sanar nuestras relaciones, nuestras enfermedades y limitaciones.

Sin embargo no lo conseguimos tan fácilmente... la parte complicada de obtener nuestra felicidad o sanación es que tenemos un patrón de victimismo muy arraigado y salir de ahí sin darse cuenta de ello es imposible, darse cuenta es doloroso y tratar de cambiarlo difícil...pero no imposible.

En algún momento de nuestra vida, en algún momento de otra de nuestras vidas, o en algún momento de la vida de alguno de nuestros antepasados (y por lo tanto lo traemos ya como patrón heredado), se aprendió inconscientemente que ser víctimas trae ventajas y ahí sí que se fastidió todo.

A qué equivale haber aprendido de manera inconsciente ese patrón?

En algún momento de crisis, trauma, dificultad en que no sabíamos como salir o reaccionar "probamos" varias alternativas y una de las pruebas fue "hacerse el pobrecito" y eso dio resultado, se pudo salir del conflicto con éxito, a veces incluso con ventajas y ahí se guardó en nuestro inconsciente una valiosa información para salir de conflictos, "si vas de víctima, recibes atenciones especiales, por ejemplo la "lástima" de los demás que al considerarse "buenas personas" harán lo posible por subsanar tu problema por ti.

Y esa solución rápida y efectiva nos ha llevado a no esforzarnos lo suficiente y a siempre buscar las causas por las que "somos pobrecitos".

A veces ya ni probamos otras cosas, nos vamos directo al victimismo y para ello, hay que hacer una buena lista de pretextos por las que no podemos salir del problema, en lugar de encontrar la solución.

Así si le dices a alguien que estudie para tener más oportunidades, te puede contestar que ahora no hay trabajos para los recién egresados, "pobrecito", para qué va a estudiar si luego no va a tener recompensa a sus esfuerzos, mejor no hace nada.

Claro que puede ser dificil conseguir trabajo para un recién egresado, pero no imposible si se esfuerza y se considera merecedor de un trabajo digno, aparte que en el camino hacia el logro de esa meta puede encontrar muchas otras cosas valiosas, o al menos aprendizajes que de otra manera no hubiera experimentado.

Si le dices a alguien que tiene "x" enfermedad porque es una persona inflexible que nunca cede, ni fluye, te puede contestar que lo intentará pero que ahora le quites la enfermedad porque "pobrecito", la pasa muy mal con ella y ahora así no puede hacer nada.

Claro que puede ser difícil dejar de ser un autoritario dictador que dirige a todo el mundo y todo se tiene que hacer a su manera, para empezar a ser una persona flexible que se puede adaptar a otras maneras de hacer de los demás y respetar sus puntos de vista, pero no es imposible y es la única manera de sanar esa enfermedad, no hay otra real, se pueden tapar los síntomas, pero sanar de raíz, sólo con ese cambio, así que vale la pena el cambio, no?

También están los que te dicen que están así de mal porque les hacen brujería, les desean mal o les tienen envidia..."pobrecito", cómo va a levantar cabeza si los demás lo odian tanto! Mejor ni esforzarse, para qué?

Esto depende de muchas cosas y es posible, pero para que la brujería y los malos deseos perjudiquen a alguien tiene que estar vibrando muy bajo, o sea tiene que tener emociones negativas estancadas, odio, resentimiento, culpabilidad, tristeza, etc. una persona feliz y optimista que se ama a si misma y que emana amor y no le desea mal a nadie no atrae brujería ni malos deseos.

Entonces esa persona tendría que hacer una buena limpieza de emociones, trabajar su pasado, sus creencias, y empezar a ser optimista, luchador, etc. o sea tiene que salir del hoyo para que lo que lo perjudicaba lo deje de perjudicar, si sólo se queja y lamenta es blanco perfecto de las malas energías.

Si quieres empezar el año con fuerza, con cambios, con éxitos, siendo TU el arquitecto de TU propio destino y no dando tumbos como un corcho en el mar, TU tienes que analizar en qué situaciones estás de víctima y dejar de serlo!

Cada vez que quieras hacer algo y te encuentres a ti mismo poniendo pretextos, date una palmadita en el hombro y dite a ti mismo "ay pobrecito de mi qué patético soy!" y verás como te levantarás con una energía nueva y poderosa y empezarás en ese momento aquello que te propongas.

No te tengas lástima! Eres inmensamente poderoso y creador y no hay NADIE en el mundo que te pueda ayudar si no te ayudas a ti mismo!!!

A comerte el mundo en el 2015!!! Porque hay algo que sólo tu sabes hacer y que amas hacer y que te está esperando porque nadie más que tu lo puede hacer, así que ATREVETE, lo peor que puede pasar es que aprendas mucho en el intento y... para eso estamos!!!

Abrazo de poder,
Gabriela











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.