martes, 13 de enero de 2015

La cabeza bien alta!

Desgraciadamente vivimos en una sociedad que aún con tanto cambio y modernidad, sigue descalificando gente por tener características diferentes.

Es una pena seguir viendo personas que odian o rechazan a otras por considerarlas "inferiores", sin siquiera intentar conocerlos o darles una oportunidad.

Veo muchos ejemplos en mi entorno cada día... una chica que ha estudiado en la universidad con excelentes notas, es muy guapa y capaz y no ha conseguido trabajo en meses (nota: es negra).

Un chico inteligente, culto y con puntos de vista interesantísimos, al que sus familiares más lejanos y mayores de edad, dejan al margen de las conversaciones (nota: es gay).

Una chica simpática, guapa, inteligente y súper valiente a la que los chicos no se atreven a invitar a salir (nota: va en silla de ruedas).

La única manera de callarles la boca a todas esas personas es demostrarles lo super válidos que son, pero para ello se necesita una autoestima "a prueba de balas".

Yo comprendo que es super injusto que sigan existiendo éste tipo de problemas, pero siempre en algún momento las personas "consideradas diferentes" se encontrarán con algún "intolerante", es algo que no ha cambiado y no cambiará al menos en ésta generación, por mucho que se haya avanzado, siempre habrá algún "intolerante, rígido y de mente cerrada" por no decirles peor.

Entonces cuál es la actitud a seguir?

Siempre tener la cabeza bien alta, ser conscientes de su valía, sólo por ser humanos ya tienen su lugar en la Tierra, su valor.

Aparte que cada humano tiene sus características especiales, sus dones y talentos, su misión en la vida, aquello que sólo él/ella sabe hacer así de bien.

Mejor, en lugar de torturarse porque nunca los van a aceptar, acéptense a ustedes mismos.

La seguridad en uno mismo es algo que traspasa la piel, algo que se percibe a kilómetros, alguien que se respeta a si mismo obliga inconscientemente a los demás a respetarlo.

Imagínense si Obama, Alejandro Amenábar o Stephen Hawking hubieran estado más ocupados pensando en que los iban a marginar y a tratar mal por las características con que habían nacido, en lugar de dedicar su energía a hacer lo que más aman y lo que mejor se les da.

En conclusión, independientemente de las características con que hayas nacido, eres valioso y sabes hacer algo que sólo a ti se te da bien, no te quedes en el papel de víctima, eso no te hace bien a ti y tampoco hace que los intolerantes se den cuenta de su error.

TRIUNFA! Porque yo creo que nada le puede cerrar más la boca a un "intolerante" que un TRIUNFADOR con las características que más odia!






Para mis jovencitos preferidos! A triunfar!!!

Abrazo de poder,
Gabriela


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.