miércoles, 7 de junio de 2017

Nuevos aprendizajes

Hola a todos y todas!!!

Llevaba mucho tiempo de introspección, dejé de trabajar públicamente, dejé los grupos, los talleres y me dediqué a conocerme, a darme tiempo, a encontrar nuevas maneras, a hacer cursos como alumna, aprender cosas nuevas y a practicar, meditar, hacer ejercicios energéticos y a pasar horas en silencio conmigo misma.

Empecé de cero haciendo algo que nunca había hecho: masajes energéticos y me encanta! Si estás cerca de Barcelona, te recomiendo que éste verano te des ese gusto, ya hablaremos de ésto más adelante.

Volví a ser aprendiz de todo y maestra de nada, recordé la sencillez, la humildad, la gratitud hacia todos los que me han enseñado algo en ésta vida.

Hice cursos de coaching, mindfulness, meditación, cuidados esenios, etc. etc.

Por fin me apetece volver a salir, volver a compartir tantas cosas nuevas que he aprendido y experimentado!

Lo primero que quiero expresar es que si alguna vez me leíste, me conociste, te di clases de reiki o de chamanismo y te solté que había que pedirle permiso a la gente para enviarle sanación a distancia, déjame decirte que ya no lo siento así, "hay que hacer el bien sin mirar a quien" así que si sabes alguna técnica para ayudar, alinear, sanar o hacer el bien a alguien que la está pasando mal, adelante! eso de que estás atentando contra su libre albedrío, es una de las creencias que me he quitado de encima.

Me imagino que habrá muchas cosas que he escrito que ahora mismo borraría...pero eso sería no aceptar mi pasado y gracias a todo lo que he hecho, pensado, expresado y compartido he podido llegar a lo que ahora soy y seguramente que de aquí a unos meses o años pasará lo mismo, alcanzaré otro nivel de consciencia y lo que ahora creo dejará de ser válido para mí.

Me encanta aceptar que me he podido equivocar y que me seguiré equivocando porque para eso soy humana, y más que errores son creencias, desgraciadamente estamos llenos de creencias y en éste ámbito espiritual nada es 100% comprobable, así que vamos "creyendo", "repitiendo" y "asumiendo" cosas que luego nos damos cuenta de que son bobadas y que más que ayudar perjudican.

Este verano trabajaré duro, ya basta de tanta introspección, les propongo el curso de reiki unitario en 36 horas, un intensivo de chamanismo y unas jornadas de meditaciones para valientes que quieran ir hacia adentro, aunque la mente os acribille, encontrar esa paz que es vuestra por derecho de consciencia, desde luego que ahí estaré ayudando a que eso sea más fácil que si estuvieran solos.

Aparte estaré atendiéndolos en sesiones de kinegenealogía para indagar acerca de su árbol genealógico y sanar y hacerlos conscientes de patrones, conductas, enfermedades e impedimentos que ya se quieren quitar  de encima y sobretodo largo y tendido en los masajes energéticos, una super potente manera de alinearlos, armonizarlos y servirlos sin necesidad de que me cuenten nada de lo que les ocurre, ni yo los quiera influenciar, hablaremos porque somos humanos y nos encanta que nos escuchen y que podamos sentirnos respetados, pero el trabajo se hará sin que la mente entre, es un trabajo puramente energético y físico en el sentido de que les hago masaje en su cuerpo físico mientras alineo y limpio sus otros cuerpos (emocional, mental, etc.)

Para terminar les comparto que una de las mejores maneras de alinearnos es estar agradecidos, parece que estamos acostumbrados a sólo agradecer cuando pasa algo extraordinariamente agradable, como sacarse la lotería, salvarse de una enfermedad, etc. pero podríamos y deberíamos estar agradecidos de absolutamente todo y siempre, porque por ejemplo para que podamos comer hay personas que trabajan las tierras, a rayo de sol, haciendo trabajos extremadamente duros que muchos de nosotros seríamos incapaces, sólo para que tu te puedas comer una manzana o una lechuga hay un montón de esfuerzo detrás...podrías estar agradecido?

Y en éste periodo de introspección puedo estar agradecida a muchas personas que me han apoyado con sus terapias y me han compartido sus conocimientos, ahora que he sido "cliente o paciente" y "alumna" pero si a alguien he de estar agradecida sin duda es al señor Eduardo Liébana, un MAESTRO con mayúsculas, que Gracias a Dios se cruzó en mi camino, para enseñarme que en todo eso que yo creía desde pequeña y que pensaba que debería ser realidad, si es posible!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.